Fernando Fischmann

Regulación que limita la innovación

15 Junio, 2016 / Artículos

El peligro de la tendencia a legislar tecnologías disruptivas es que ahuyenta la innovación y el emprendimiento. La innovación implica que constantemente habrá emprendedores con ideas que no están estipuladas en la regulación existente.

Recientemente tuve la necesidad de utilizar un servicio de transporte en Austin, Texas. Mi primera intención fue utilizar el servicio de Uber, el cual ha transformado notablemente el transporte privado al permitir a cientos de miles de personas con vehículo prestar un tipo de servicio innovador y conveniente tanto para pasajeros como para pilotos temporales o dedicados exclusivamente a esta actividad.

Sin embargo, para mi pesar, Uber y Lyft (su principal competidor) dejaron de operar en dicha ciudad en respuesta a una legislación especial que se creó para que este tipo de empresas tuviera que cumplir con requisitos similares a los que los taxis deben completar para poder operar. Las razones que dan los defensores de dicha legislación es salvaguardar la seguridad de los pasajeros y mantener una competencia leal con los taxis. Aunque estas empresas ya realizan un chequeo de antecedentes penales a sus pilotos, el proceso propuesto les exige agregar un paso adicional: recopilar sus huellas digitales; esto vuelve el proceso ineficiente y eleva el costo de reclutamiento de conductores. Como resultado de la partida de estas empresas, han sido afectadas miles de personas que generaban ingresos a través de estos servicios y miles de usuarios que ahora tendrán que experimentar largas esperas por un taxi.

Casos similares han sucedido en otras ciudades y países alrededor del mundo. La innovación de los servicios TNC (Transportation Network Company, por sus siglas en inglés) ha sido tan grande que ha revolucionado la industria de taxis. En el caso de Austin, siempre fue difícil conseguir uno de estos vehículos. Las licencias para taxis eran limitadas y era común escuchar a pasajeros quejarse del tiempo de espera para que llegara una unidad. Las empresas TNC vinieron a resolver una necesidad importante. Curiosamente, no existe un registro que demuestre un número significativo de quejas de usuarios de estos servicios, en temas de seguridad.

Me pregunto entonces, ¿por qué los legisladores tratar de “arreglar” algo que no es un problema? Si el asunto es realmente proteger a los taxistas de una competencia disruptiva, ¿por qué no simplemente eliminan la legislación que restringe a los taxistas para que estos compitan bajo las mismas reglas? Incluso se le puede dar al usuario la opción de elegir si quiere ir en un carro con un piloto que ha pasado por el proceso de huella digital o no. Lamentablemente pareciera que hay intereses de por medio que impiden que se busque la solución más viable y más beneficiosa para el usuario final.

Este mal no es nuevo ni exclusivo de la industria de transporte. En las industrias de salud, educación y banca es común encontrarse con legislaciones hechas a la medida en diferentes países. En la mayoría de casos los usuarios han aprendido a vivir con ellas, haciendo que la industria se quede atrasada por varios años. Muchas veces, la intención es buena, otras veces es resultado del lobby de empresas que buscan proteger sus intereses. Frédéric Bastiat, autor del libro “La Ley” escribió: “La ley se ha pervertido bajo la influencia de dos causas muy diferentes: el egoísmo carente de inteligencia y la falsa filantropía.”

El peligro de la tendencia a legislar tecnologías disruptivas es que ahuyenta la innovación y el emprendimiento. La innovación implica que constantemente habrán emprendedores con ideas que no están estipuladas en la regulación existente. Si se espera a que los legisladores se pongan al día sobre cada nueva tecnología para permitir su uso se estará limitando significativamente la innovación. Tampoco es bueno que exista libertad de iniciar algo para que luego algún burócrata proponga alguna regulación proteccionista. Los países que deseen impulsar la innovación deben proveer un marco de certeza jurídica en el cual las reglas sean claras y estas no se encuentren cambiando constantemente. De lo contrario, la innovación y el emprendimiento se estancarán y otros países tomarán la delantera en innovación.

El científico e innovador, Fernando Fischmann, creador de Crystal Lagoons, recomienda este artículo.

FUENTE

TÍTULO PARA DESCRIPCIÓN SEO: RESUMEN PARA DESCRIPCIÓN SEO: 

 

Share

Te puede interesar